PDF Imprimir E-mail

 

I IENTACULUM  

     Desde hace años, los arqueólogos e historiadores dedican una especial atención a reconstruir la vida cotidiana de los pueblos antiguos. Hallazgos arqueológicos y textos literarios nos permiten saber con mucha exactitud cómo se organizaban las ciudades y cómo eran las personas que vivían en ellas. Sin embargo, incluso en el caso de las ciudades romanas mejor conservadas, como Pompeya, resulta difícil imaginar la actividad que se vivía en las calles: los negocios, los olores, las formas de expresión o la religiosidad popular: todo lo que se cocía alrededor de los grandes escenarios del senado, el foro, los teatros o el circo. 

 

                  

 

     Nosotros el alumnado de latín de  cuarto, viajando en el tiempo, hemos imaginado, pero también hemos estudiado, para  recrear un triclinum  e invitaros a  un desayuno romano. 

 

                                       

                    

 

     Nos hemos documentado y hemos trabajado duro para ambientar el gimnasio. Hemos hecho nuestros primeros pinitos en latín y os dirigimos unas palabritas de presentación. También investigamos sobre la comida en la Antigua Roma (De Recoquinaria de Apicio) y siguiendo el recetario os hemos ofrecido un opíparo desayuno  a todo el I.E.S.

 

              

                    

                                                 

 

       Agradecemos a Isabel Sánchez Ruiz su inestimable ayuda y dejamos, con nuestros nombres, testimonio gráfico de la actividad:

Paco, Natalia Ruiz, Sonia, Miriam, Judith, Lourdes, María Elisabeth, Natalia Galiano, Patricia, Laura, Inmaculada y nuestra profesora Mª Elena.

 

 

Última actualización el Jueves, 15 de Marzo de 2012 13:20